martes, 11 de septiembre de 2012

Una nueva alianza


Boucheron, la primera joyería en inaugurarse en la Place Vendôme de París, ha creado desde su fundación en 1858 joyas completamente femeninas y sofisticadas. Hoy, esa tradición continúa añadiendo una nueva creación a la Colección Ava: Los pendientes Ava Pivoine. 
En Francia la expresión “rougir comme une pivoine” –sonrojarse como una peonía- evoca romanticismo y la reacción de una mujer enamorada. 

La línea Ava Pivoine combina esta emoción y la conocida artesanía de Boucheron para dar vida a una exquisita peonía, un símbolo de belleza, pureza y prosperidad alrededor del mundo. La redondez y el volumen de los pétalos están esculpidos en oro blanco, mientras el brillante solitario reposa como una gota de rocío, en el corazón de esta delicada flor. 

Estos pendientes complementan el anillo y el colgante como parte de los diseños para novia que Boucheron ofrece. Esta línea representa un lazo de amor de la Maison Boucheron para todas las mujeres del mundo.